La Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) ha publicado un breve manual de Buenas Prácticas para el correcto transporte (a temperatura no regulada) de materias primas alimentarias.

Determinados productos alimentarios procedentes de la producción primaria, como cereales enteros o con salvado, frutos secos con cáscara o semillas de oleaginosas, no necesariamente requieren un contenedor exclusivo para alimentos, para su transporte.

El expedidor, el transportista y el receptor de la carga comparten la responsabilidad en la seguridad de los productos en esta fase de transporte

El Documento de orientación sobre la aplicación de determinadas disposiciones del Reglamento (CE) 852/2004 relativo a la higiene de los productos alimentarios detalla ciertos productos primarios a los que se puede aplicar esta excepción, por ejemplo, el cereal entero o con salvado para consumo humano (elaboración de harinas) o animal (piensos), los frutos secos con cáscara y las semillas de oleaginosas (girasol, colza, soja).

En este manual, se abordan ciertos requisitos imprescindibles para la correcta aplicación de reglamento, como;

“Mantener un registro completo sobre la limpieza y las cargas transportadas, durante 6 meses

 

“Existe la responsabilidad compartida de que la carga no se contamine por otras de trayectos anteriores, por lo que el transportista tiene que facilitar, a la persona expedidora y a quién recibe la carga, la información de las 3 cargas anteriores y los métodos de limpieza y desinfección utilizados en el medio de transporte, con el fin de valorar los posibles peligros”

Transporte