Desde el pasado 22 de febrero, hay cambios tanto en la legislación sobre preparados para lactantes y preparados de continuación como en la de alimentos para usos médicos especiales.

 

Preparados para lactantes y preparados de continuación

 

El Reglamento Delegado (UE) 2016/127 de la Comisión que complementa el Reglamento (UE) 609/2013 en cuanto a los requisitos específicos de composición e información aplicables a los preparados para lactantes y preparados de continuación, pasa a ser de aplicación obligatoria.

 

Por otro lado, se deroga la Directiva 2006/141/CE (salvo los preparados elaborados a partir de hidrolizados de proteínas, a los que es aplicable a partir del 22 de febrero de 2021) y deja de aplicarse el Real Decreto 867/2008 por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y los preparados de continuación.

 

Alimentos para usos médicos especiales

 

El Reglamento Delegado (UE) 2016/128 de la Comisión que complementa el Reglamento (UE) 609/2013 del Parlamento Europeo y de Consejo en cuanto a los requisitos específicos de composición e información aplicables a los alimentos para usos médicos especiales, pasa a ser de aplicación obligatoria en su totalidad.

 

Además, deja de aplicarse el Real Decreto 1091/2000 por el que se aprueba la Reglamentación técnico-sanitaria específica de los alimentos dietéticos destinados a usos médicos especiales.